Simpatizantes, aficionados, foro-fos, hinchas y ultras informáticos

Los que no somos muy futboleros, no podemos disfrutar de esa “droga del pueblo” en la que 22 corren y le dan patadas a un balón para que unos 50.000 que les están mirando suelten endorfinas (que bastantes solté yo con la salvación “in extremis” de mi querido Athletic). Es por ello que, quienes pasamos […]